Organizar una boda es una de esas tareas que más ilusionan, pero a la vez, más pueden agobiar y asustar. Señoras y señores, por favor, que lo primero gane a lo segundo. Que la ilusión y la alegría, todo lo puede, y para lo demás… un poquito de sentido común, paciencia y mucho mucho corazón.
En el post de hoy, vamos a dar cuatro consejos básicos dirigidos parejas que estáis empezando a planear vuestra gran (o no) boda soñada. Una guía sencilla y fácil para que no empiecen la casa por el tejado, pero tampoco se olviden de los “pequeños detalles” que son muy muy importantes.

12-9 meses antes de la boda

  • Definir fecha:

La mayoría de veces, las parejas soléis tener preferencia por una estación del año, un mes o una fecha concreta. O porque es especial, o porque os viene bien para cuadrarlo con el trabajo, o por el clima. La fecha definirá la disponibilidad del lugar y el ritmo con el que tendréis que preparar el resto de cosas. Si el motivo principal para elegir ese mes es el clima; acuérdate que hay bodas preciosas de invierno o bajo la lluvia ;P y a favor además, pensad que por ejemplo en invierno, es cuando hay mayor disponibilidad de proveedores y todo estará más relajado

  • Reservar Lugar:

Una vez decidido el día o las semanas en las que os gustaría casaros, toca decidir el sitio. ¿Querréis que sea al aire libre? ¿De día o de noche? ¿Una boda campestre, en contacto con la naturaleza o algo más urbanita? Podéis buscar restaurantes o bien fincas que se alquilan enteras (con incluso posibilidad de quedarse a dormir ahí) que subcontratan caterings para llevar a cabo la comida o cena. Si os planteáis esta segunda opción, se os abrirá un abanico infinito de posibilidades, pero os conllevará más tarea de organización y cuadrar detalles.

  • Hacer la lista de invitados:

Sí, en este punto, ya toca. No es lo mismo una boda para 100 personas que para 150. Sentaros y hacer un listado firme de a quién queréis invitar. No significa que todos os vayan a decir que sí vendrán, pero ya tendréis un número aproximado.

  • Crear vuesrto Moodboard de estilos:

Con los tres puntos anteriores claros, ahora ya toca “soñar”. Eso sí, antes de enamoraros de este detalle, de esta flor, … Os recomendamos que busquéis mucho, que miréis Pinterest e Instagram y aprovechéis para guardaros esas imágenes que os han llegado al corazón. Cuando tengáis una decena o más, si las miráis de lejos (sí, así como hace aquella abuelita que no le han graduado bien los progresivos) descubriréis el estilo, color y harmonía que os gusta y os identifica. Ahora, sólo hay que seguir esa línea para poder diseñar una boda con vuestro carácter más personal.

organiza tu boda9-6 meses antes de la boda

  • Encargar las invitaciones:

Ahora que ya sabéis que estilo queréis para vuestra boda, buscad unas invitaciones que transmitan esa idea. Tardarán unas semanas en estar listas, así que mejor no esperar demasiado. Pero sin prisa, que hay que tomar una buena decisión: Pensad que será el primer elemento que defina el carácter de vuestro gran día. Pues lo ideal sería que le dierais continuidad (al diseño, al logo, a los colores) para hacer el resto de papelería y detalles a conjunto.

  • Buscar vestido de novia:

¡Al fin! Ahora que ya sabes dónde será, si día o noche, el estilo de boda… ya puedes empezar a buscar. Una buena manera, sería empezar mirando vestidos de novia online para ver muchas opciones e ideas y encontrar el perfecto para vosotras.

  • Contratar fotógrafo:

Hacedlo “ya”, sobre todo si habéis decidido casaros en verano o primavera, que es cuando hay muchas más bodas… así os aseguráis que bloquea esa fecha para vosotros.

  • Organizar el viaje de novios:

Es el momento ideal. Los vuelos aún no se disparan y en este momento que tal vez empiezan a surgir los nervios por culpa de tener que decidir cosas importantes, qué mejor antídoto contra el estrés que imaginarse ya en el destino soñado con él o ella.

me caso, y ahora que6-3 meses antes de la boda

  • Entregar invitaciones:

Las invitaciones, podéis enviarlas por correo postal o bien entregarlas en mano. Es por ello que durante estos meses antes de la boda, tendréis que tener agendas muy sincronizadas, para poder quedar con muchos amigos/as y familiares.

  • Nombrar a los testigos, damas de honor, padrinos:

Aún queda mucho para la boda, pero los nervios ya están a flor de piel. Verás a tus padres inquietos y a tus amigas emocionadas. Ten a punto algún detalle para decirles que quieres que sean parte importante de vuestra ceremonia. Puede ser mediante un detalle con mensaje, o simplemente haciendo un café, o acompañándola a encontrar su vestido elegante de dama de honor. Serán días inolvidables.

  • Organizar Papeleo:

Mejor ser precavidos y tenerlo listo “ya”. La excursión al registro civil no os la quita nadie y, si queréis a casaros por la iglesia, le tendréis que añadir la visita a la parroquia donde fuisteis bautizados.

  • Preparar detalles recordatorio:

Canalizad todos los sentimientos que surgen tres meses antes de la boda para empezar a preparar los detalles recordatorio que daréis a los invitados el día de vuestra boda. Seguro que, en este momento, os surgirán buenas ideas y si seguís el estilo y diseño de las invitaciones, acertaréis seguro. Tendréis que acabar de hacerles algún detalle para que luzcan perfectos (un lacito, un mensaje, …) así que mejor que lo hagáis con tiempo.

ideas de como organizar una boda¿Y lo siguientes 3 meses? Pronto ¡un post con todos los últimos detalles a cerrar antes de la boda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.